Estrés laboral: enfermedades y consecuencias negativas

Posted by on Ago 16, 2017 in Enfermedades

Estrés laboral: enfermedades y consecuencias negativas

En la actualidad prácticamente todos los adultos vivimos sin parar ni un segundo: si no estamos trabajando estamos ocupándonos de nuestro hogar o de nuestra familia, o bien preocupándonos por otras cosas importantes. Lo cierto es que este ritmo de vida tan acelerado puede llegar a tener graves consecuencias en nuestro organismo e incluso en el espectro de la salud mental generadas por algo que seguramente habrán escuchado en más de una oportunidad en los últimos años: el estrés. En el articulo de hoy te contamos cuales son los peligros y las consecuencias que el estrés puede traer a tu cuerpo. No te lo pierdas.

¿Por qué es peligroso el estrés?

Según la Organización Mundial de la Salud el estrés es el “enemigo silencioso” del ser humano: escarba en lo profundo de nuestro organismo y prácticamente sin darnos cuenta nos va deteriorando de a poco. En la actualidad lamentablemente la influencia del sistema laboral y de trabajo y la presión social hace que la ansiedad y el estrés de la vida diaria sean moneda corriente.

El estrés es algo común en todo tipo de trabajadores, desde empresarios con una enorme carga de responsabilidad hasta operarios industriales o carretilleros de almacen. ¿Cuáles son las consecuencias negativas del estrés? Veamos algunas de ellas a continuación:

Impacto directo en el cuerpo

Por lo general existen ciertos trabajos como los industriales o los carretilleros que suelen ya de por sí tener que poner su cuerpo para llevar adelante sus labores. Pero el estrés suma a todo esto incorporando otro tipo de efectos físicos como la tensión muscular o dental, los dolores de cabeza, dolores musculares, de huesos, problemas del corazón y lo más común: problemas digestivos e intestinales.

Impacta también en la mente

Amén de todas las consecuencias físicas que trae el estrés a los trabajadores, aparecen los efectos psicológicos que influyen negativamente de igual manera. Ansiedad, depresión, pensamientos repetitivos y cíclicos que resultan en círculos viciosos.

Perjudica a las relaciones

Las personas estresadas suelen vivir en tensión y con muchísimo cansancio, lo que indirectamente o incluso directamente en el peor de los casos perjudica a sus relaciones interpersonales y vínculos más cercanos. Por otro lado cualquier motivo suele ser disparador de enojo para alguien que sufre de estrés, por lo que los conflictos se vuelven moneda corriente en los trabajadores cansados y fatigados.

La imagen de uno mismo decae

El autoestima también se ve perjudicado por el estrés en gran escala: el cansancio y agotamiento mental comienzan a dar sus frutos en la imagen que tenemos de nosotros mismos, sintiéndonos poco eficientes o incluso trabajadores inoperantes por llevar con nosotros semejante carga de cansancio y presión.